30 de julio: Día Mundial contra la Trata de Seres Humanos

Compartimos este artículo que tradujimos del último informe de Save the Children:

PEQUEÑOS ESCLAVOS INVISIBLES 2019.

UNA DE CUATRO VÍCTIMAS DE TRATA EN EUROPA SON NIÑAS Y NIÑOS

INFORME de Save the Children. Publicado el 25 de julio de 2019

Uno de cuarto niños sospechosos de ser o identificados como víctimas de Trata en Europa son niñas y niños y el principal objetivo de los tratantes de personas es la explotación sexual, según un nuevo informe publicado por Save the Children. De las 20.500 víctimas registradas en la Unión Europea en 2015-2016, el 56% de los casos estaban relacionados con la trata con fines de explotación sexual, mientras que el 26% de los casos estaban relacionados con la explotación laboral. Una de cada cuatro víctimas tiene menos de 18 años y dos de cada tres son mujeres o niñas.

Según el informe, se estima que 1.660 víctimas de la trata de personas viven en Italia, y el número de víctimas menores de edad aumenta en un año del 9% al 13%. La creciente tendencia también fue confirmada por la evaluación de los operadores del proyecto Save d’Children Vie d’Uscita – Exit Routes, que en 2018, en solo cinco regiones, han interceptado a 2.210 víctimas de trata de niños que eran menores de edad o apenas mayores de 18 años de edad. Este número creció un 58%, en comparación con las 1.396 víctimas estimadas en 2017.

Aunque estos datos representan solo la superficie de un problema mayormente oculto, la edad cada vez más joven de las víctimas y la prevalencia de la explotación sexual también fueron confirmadas por 74 nuevos casos de niños en el país que lograron salir del sistema de explotación en 2018, y actualmente son atendidos por programas de protección institucional. Una de cada cinco víctimas no excede la edad de 15 años y la explotación sexual afecta a casi 9 de cada 10 casos.

Aunque no es el objetivo principal del sistema de trata, la explotación laboral en Italia está creciendo y en 2018 el número de delitos que involucraban a víctimas menores, tanto niños italianos como extranjeros, fue de 263.
Días antes del Día Mundial contra la Trata de Personas, el 30 de julio, Save the Children Italia publica la 13ª edición de este informe, un resumen actualizado sobre el sistema de trata y explotación de menores en Italia, y en particular sobre el sistema de explotación sexual y la vulnerabilidad específica de sus víctimas, que en gran parte han nacido en el extranjero.

De acuerdo con la evaluación del proyecto Save the Children Vie d’Uscita – Exit Routes , las niñas más expuestas a la trata por parte de organizaciones y redes criminales provienen de Nigeria, Europa del Este y los Balcanes. Más específicamente, el 64% de las víctimas son de Nigeria y el 34% de Rumania, Bulgaria y Albania.

“La explotación sexual de víctimas tan jóvenes y vulnerables deja una huella indeleble en sus vidas, con consecuencias muy graves. Incluso aquellas víctimas muy jóvenes que logran escapar del sistema, se encuentran con varios obstáculos en su camino hacia la inclusión y un futuro digno y autónomo. Hay muchos testimonios directos presentados en el informe”.

Explotación sexual de niñas nigerianas y países de Europa del Este

El negocio de la trata internacional con fines de explotación sexual en Italia se basa en un sistema dinámico, que se adapta a las condiciones cambiantes. Por ejemplo, el problema de las niñas muy pequeñas del sur de Nigeria, donde prevalecen las condiciones de pobreza y acceso inadecuado a las escuelas, se aprovecha por las mafias que les hacen falsas promesas de trabajo en Italia. Esta situación que solía ser generalizada en la Ciudad de Benin, en el estado de Edo, parece haberse extendido también más hacia el sur al estado del Delta.

Las niñas y mujeres nigerianas que llegan a Italia después de un viaje a través de Libia y por mar, donde son sometidas a abusos y violencia, se endeudan con la “madame”, la figura femenina que maneja su explotación. Estas deudas de viaje pueden alcanzar los 30.000 euros. Se puede obligar a las niñas a “trabajar” hasta 12 horas todas las noches, cobrando de 300 a 700 euros por día. Sin embargo, una gran parte del dinero se utiliza para pagar la comida, el alojamiento y la ropa, y con frecuencia también para alquilar el lugar en la calle donde se les obliga a prostituirse, lo que hace que la extinción de su deuda sea casi inalcanzable.

Los traficantes ejercen un control absoluto y violento sobre sus víctimas, como en el caso de Sophia, víctima de trata que fue casi asfixiada por su “madame” por pedirle a un cliente su teléfono para llamar a su madre en Nigeria y pedirle ayuda.

En las calles de Italia, la presencia de niñas de origen rumano o búlgaro se ha mantenido constante, con un aumento en el número de niñas de origen albanés. El reclutamiento de víctimas en sus países de origen se realiza con métodos cada vez más efectivos, como en Rumania, donde los testimonios recopilados para el informe encontraron varios casos en los que los informadores de los tratantes identifican de antemano, en los orfanatos, a las niñas que están a punto de abandonar las instalaciones a la edad de 18 años, a quienes se las engaña con relaciones falsas y promesas de estabilidad en Italia, aprovechando sus carencias emocionales. Las niñas pueden encontrarse en un sistema de violenta explotación en Italia, que puede durar años.

El informe “Little Invisible Slaves 2019” está disponible en:
https://www.savethechildren.it/cosa-facciamo/pubblicazioni/piccoli-schiavi-invisibili-2019

Leave A Comment