“Buscamos políticos que mejoren nuestra vida esclava y no nos tomen el pelo”

EL PAIS.

Cuando se trabaja hasta nueve horas diarias durante seis días a la semana baqueteando el cuerpo, sin festivos ni vacaciones pagadas, arañando menos del salario mínimo y cargando con la intendencia doméstica y el cuidado de niños y mayores, la política se observa con una mueca de mosqueo. Las más de 600 rederas españolas (solo 90 son hombres) acaban de enterarse además, justo en precampaña, de que el Ministerio de Trabajo les niega el derecho a adelantar su jubilación por la falta de “elevados incrementos en las tasas de mortalidad”. “El que firma la resolución de la Seguridad Social alega que en nuestro trabajo no te mueres. No, claro, solo nos quita años y calidad de vida. Es un argumento insultante”, protesta un grupo de estas trabajadoras desde una de las naves del puerto de Malpica de Bergantiños (A Coruña).

El varapalo les llega después de más de una década de papeleo y promesas de Gobiernos de distinto color político. Son las únicas trabajadoras del sector pesquero que no disfrutan del coeficiente reductor, el nombre técnico de esa jubilación anticipada de la que sí se benefician los secretarios de las cofradías pese a estar en oficinas, los rejoneadores o los policías, aunque solo recojan denuncias en una ventanilla, explican. Les dijeron que ellas también lo conseguirían si se asociaban y profesionalizaban, pero no ha sido así.

Leer más…

Leave A Comment