Harriet Tubman, la “Moisés” de las plantaciones de esclavos

ALETEIA – Desde que en el siglo XVII llegaran al estado norteamericano de Virginia los primeros esclavos provenientes de África, las grandes plantaciones del sur de los Estados Unidos mantuvieron su ingente producción de algodón gracias a la mano de obra esclava de millones de personas. Hombres, mujeres y niños esclavos estaban condenados a una vida de sacrificio de la que algunos consiguieron liberarse. Harriet Tubman fue una de esas personas que consiguió huir de las tierras sureñas y tuvo la valentía de regresar una y otra vez para liberar a otros esclavos. No en vano fue recordada como la “Moisés de su pueblo”.

Harriet Tubman nació como Araminta Ross en una fecha indeterminada del año 1820 en el estado de Maryland. No nació en libertad, sus padres eran esclavos de una plantación, por lo que la pequeña Araminta, lejos de crecer entre juegos y risas, alcanzó la edad adulta a golpe de látigo y extenuantes jornadas de trabajo. 

Araminta sufrió todo tipo de crueldades físicas y psicológicas. Siendo tan sólo una niña de seis años tuvo que encargarse de cuidar del bebé de una señora que no dudaba en propinarle latigazos si el pequeño rompía a llorar en plena noche.

Leer más…
2019-01-24T11:54:37+00:002 diciembre, 2018|Categories: Historia de la esclavitud, Noticias News|

Leave A Comment