¿Qué es la trata de seres humanos? What is human trafficking?2016-10-24T15:15:58+00:00

La Trata de seres humanos

Oficialmente abolida, la esclavitud toma fuerza en la actual economía criminal. A diferencia de otras épocas de la historia, la esclavitud laboral y sexual, la trata de personas, se han convertido en sistema. Las sucesivas reformas laborales en España y en toda Europa y las condiciones de miseria a las que hemos sometido a los países empobrecidos han colaborado a esta degradación del trabajo. Al final de esta cadena de explotación se encuentran las víctimas de trata, bien sea laboral o con fines de explotación sexual.

En el año 2000, se define la Trata de Seres Humanos en el Protocolo de Palermo: “Protocolo de las Naciones Unidas para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños”. Fue firmado por 117 países, incluyendo España, y entró en vigor el 25 de diciembre de 2003.

  • La trata de personas se define como la captación, el traslado, el transporte, la acogida o la recepción de una persona utilizando la violencia, amenazas, engaño, rapto, el abuso de poder o abuso de la situación de vulnerabilidad u otros elementos de coacción con el fin de someterla a explotación y lucrarse con su actividad.
  • El consentimiento dado por la víctima de la trata de personas a toda forma de explotación que se tenga la intención de realizar descrita en la definición no se tendrá en cuenta cuando se haya recurrido a cualquiera de los medios enunciados.
  • La captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de un menor con fines de explotación se considerará “trata de personas” incluso cuando no se recurra a ninguno de los medios enunciados.

Diferentes tipos de trata

a. Trabajos forzados en régimen de esclavitud: personas a las que no se les paga o se les paga poco, viven en condiciones inhumanas, también incluye la mendicidad para otros, o que sean obligadas a vender o transportar droga.

b. Explotación sexual: pornografía, prostitución, en conflictos armados personas que son intercambiadas por armas, migrantes que son violadas como peaje para poder pasar fronteras, matrimonios forzados y/o serviles.

c. Extracción de órganos: incluye casos en que las mujeres son secuestradas para hacerlas ovular y vender sus óvulos.

Desde LIBERATA, sin embargo, cuestionamos el uso de las palabras VULNERABILIDAD y CONSENTIMIENTO.

Pensamos que toda definición y ley contra la trata debe decir claramente que explotar a otro ser humano es un delito independientemente de la vulnerabilidad, la situación personal de la víctima o el no­consentimiento. El mencionar estas circunstancias deja la puerta abierta a que no se den las mismas o que sea difícil probarlas y que finalmente este horrendo crimen quede impune.

VULNERABILIDAD

Los migrantes que salen de sus países movidos por el hambre, las guerras, la violencia, la persecución, la discriminación o simplemente para buscar un futuro mejor para sí mismos y sus familias, no son en líneas generales personas débiles. Por el contrario, son fuertes y valientes, se rebelan contra un sistema que los condena a la miseria y la violencia. Son las políticas migratorias de los países enriquecidos las que los ponen en una situación de riesgo y absoluta vulnerabilidad, que los deja nuevamente a merced de una economía mafiosa y esclavista. Los medios de comunicación y los gobiernos los presentan como personas que deben ser compadecidas y recibir ayuda o como una amenaza a combatir. Esta visión de las víctimas oculta, por un lado, que en su gran mayoría son seres humanos vulnerabilizados por guerras planificadas y/o políticas corruptas y de empobrecimiento de la población en sus países de origen, conjuntamente con las políticas migratorias de los países enriquecidos, y por otra parte, quienes son los que planifican estas guerras y aplican estas políticas, es decir los causantes (victimarios) de la explotación y esclavitud que sufren.

CONSENTIMIENTO

Se dice que el consentimiento de la víctima no se tendrá en cuenta cuando se utilice violencia, amenazas, engaño, rapto, abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad u otros elementos de coacción con el fin de someterla a explotación y lucrarse con su actividad. Esta definición, sin embargo, permite que exista la posibilidad de que la víctima haya consentido su explotación “voluntariamente”. Es inadmisible que este consentimiento pueda exculpar a los criminales, aún cuando no se den las situaciones descriptas anteriormente. La explotación sexual y laboral son crímenes, nadie se ofrece para ser esclavo. La voluntariedad y libertad para someterse a ser explotado están en todos los casos viciadas por la falta de oportunidades, igualdad y justicia.

TRATA DE PERSONAS y TRÁFICO DE INMIGRANTES

La ley distingue entre TSH y Tráfico de Inmigrantes. Los factores que las diferencian son:

a. Consentimiento:

El tráfico ilegal de personas, pese a desarrollarse a menudo en condiciones degradantes o peligrosas, implica el consentimiento de las mismas a ponerse en manos de la red de traficantes. La trata de seres humanos nunca es consentida o, de haber mediado consentimiento inicial, el mismo se ha producido mediante coacción, engaño o abuso.

b. Explotación:

El tráfico ilegal termina con la llegada de los traficados a su destino. La trata de seres humanos implica una posterior explotación de las víctimas con la finalidad de obtener beneficios económicos.

c. Transnacionalidad:

El tráfico ilegal de migrantes es siempre transnacional mientras que la trata de seres humanos puede producirse entre distintas zonas de un mismo país.

Pese a la clara distinción que el marco jurídico europeo presenta para la Trata de Personas y Tráfico de Migrantes, la realidad es que son ámbitos que muchas veces se entremezclan y no hay un límite claro entre los dos fenómenos. Hay casos en los que si bien no se puede hablar desde un principio de víctimas de trata, sí nos encontramos frente a personas en riesgo.

LO QUE MUCHAS VECES COMIENZA SIENDO TRÁFICO DE PERSONAS PUEDE CONVERTIRSE AL POCO TIEMPO EN TRATA DE SERES HUMANOS.

What is Human Trafficking?

Trafficking in persons is a serious crime and a grave violation of human rights. Every year, millions of men, women and children fall into the hands of traffickers. People are bought and sold for sexual exploitation, forced labour, street crime, domestic servitude or even the sale of organs and human sacrifice. Men, women and children are trafficked within their own countries and across international borders. Trafficking affects every continent and every country.

The Protocol to Prevent, Suppress and Punish Trafficking in Persons, especially Women and Children (also referred to as the Trafficking Protocol or UN TIP Protocol) is a protocol to the Convention against Transnational Organised Crime, adopted by the United Nations General Assembly in 2000 and which entered into force on 25 December 2003. As of December 2014 it has been ratified by 166 parties.

The Protocol defines Human Trafficking in Persons as:

(a) “Trafficking in persons” shall mean the recruitment, transportation, transfer, harbouring or receipt of persons, by means of the threat or use of force or other forms of coercion, of abduction, of fraud, of deception, of the abuse of power or of a position of vulnerability or of the giving or receiving of payments or benefits to achieve the consent of a person having control over another person, for the purpose of exploitation. Exploitation shall include, at a minimum, the exploitation of the prostitution of others or other forms of sexual exploitation, forced labour or services, slavery or practices similar to slavery, servitude or the removal of organs;

(b) The consent of a victim of trafficking in persons to the intended exploitation set forth in subparagraph (a) of this article shall be irrelevant where any of the means set forth in subparagraph (a) have been used;

(c) The recruitment, transportation, transfer, harbouring or receipt of a child for the purpose of exploitation shall be considered “trafficking in persons” even if this does not involve any of the means set forth in subparagraph (a) of this article;

(d) “Child” shall mean any person under eighteen years of age.

At LIBERATA, however, we question the use of the words vulnerability and consent. We think that any definition of human trafficking or anti­trafficking law should clearly say that exploiting another human being is a crime regardless of the victim’s vulnerability, personal situation or absence of consent. Mentioning these circumstances leaves the door open for these conditions to be considered nonexistent or at best to be hard to prove; the consequence being that this heinous crime goes unpunished.

VULNERABILITY

Migrants who leave their countries driven by hunger, wars, violence, persecution, discrimination or just the search of a better life for themselves and their families are not in general weak. On the contrary, they are strong and brave people who rebel against a system that condemns them to poverty and violence. It is the migratory policies of rich countries which put them at risk and make them vulnerable, leaving them again at the mercy of a mafia­run enslaving economy. The media and governments portray them either as people who should be pitied and aided or as a menace to defend ourselves against. This image of the victims conceals, first, that the vast majority are human beings vulnerabilized by planned wars and violence, by corrupt and impoverishing policies in their countries of origin, and by the immigration laws of rich countries, and second, who are the people that plan these wars and apply these policies, i.e. the ultimate perpetrators of the exploitation and slavery the victims are subjected to.

CONSENT

The Protocol says that the victim’s consent shall be irrelevant when threat, force or other forms of coercion, abduction, fraud, deception, abuse of power or of a position of vulnerability were used in order to exploit them and profit from their activity. This definition, however, considers the possibility that the victim might consent to their exploitation “voluntarily”. It is inadmissible that this consent can exonerate criminals, even though the situations described above did not occur. Sexual and labor exploitation are crimes, no one offers to be a slave. Voluntariness and freedom to submit to being exploited are in all cases vitiated by lack of opportunity, equality and

justice.

Smuggling and Trafficking in Human Beings

There is a difference between human trafficking and people smuggling, but sometimes it can be really difficult to tell which is which. This is particularly difficult as often what starts as people smuggling can very quickly become a case of trafficking.